¿Cómo depilarse las cejas?

Llevar unas cejas perfectamente arregladas le da al rostro expresión y estilo. Unas cejas mal arregladas pueden cambiar tu expresión y semblante por completo. Por eso, en este artículo aprenderás a depilarte las cejas, obteniendo una guía básica sobre este tema. 

¿Sabes cómo depilarte las cejas?

  Debes saber qué forma quieres darle a tus cejas, si las quiere bien pulidas y finas o gruesas y tupidas. Claro, esto también dependerá de la moda, actualmente en el 2019 se utilizan bien definidas  y  un poco gruesas.

 Al darle forma, debes saber dónde comienza y termina tu ceja. Toma un lápiz en vertical al lado de tu nariz para marcar el inicio de la ceja. Deberás depilar desde el lápiz hasta el entrecejo, si no tienes pelos, podrás maquillarlos.

 Luego, inclina un poco el lápiz y colócalo en aleta de tú nariz, donde coincide el iris con la ceja, este será tu punto más alto. Sigue con el lápiz hasta la esquina exterior del ojo para marcar el final de la ceja.

Tipos de depilación de cejas.

   Depilación con pinzas:

 Este es el método más antiguo, es doloroso y se tarda un poco, ya que se saca el vello de raíz. El acabado dura de tres a cuatro semanas. Si lo vas a hacer en tú casa, toma una buena ducha de agua tibia, así saldrá más fácilmente el vello porque abrirás los poros.

 Péinalas hacia arriba y recorta todo el vello que sobresalga. Para evitar que se rompa el vello, jala en la misma dirección del crecimiento del vello.

  Depilación con cera:

 Siempre opta por la caliente, ya que la fría no arranca los vellos con la misma fuerza. Es preferible hacerla en manos de un especialista. Es un método más duradero, aunque si los vellos están muy cortos no los va a arrancar. Ten cuidado con quemaduras y de que caiga cera en otro lado.

  Depilación con hilo:

 Es una técnica ancestral muy utilizada en la India. Se trata de arrancar los pelos con un hilo de algodón. Es una técnica muy precisa y una de las más recomendadas para las cejas, porque  no lesiona el folículo y no tiene contraindicaciones.  Además, evita la aparición de velos enquistados. Tampoco causa inflamación y es la técnica más higiénica de todas.

Depilación con láser:

 Es el único método que quita definitivamente los vellos. Es doloroso y costoso, aunque sus resultados son los mejores. Como es una zona pequeña, solo serán de tres a cuatro sesiones.

Depilación con azúcar  o Sugaring:

 Este método suplanta la cera fría o caliente por una miel espesa hecha con dos tazas de azúcar y una de agua. Es una técnica totalmente natural que deja la piel lozana y tersa.

Cómo depilarte las cejas según tu tipo de rostro.

   Depilación de cejas para rostro ovalado

 Las mujeres con este tipo de rostro no tienen que sufrir mucho para depilarse las cejas. Estas tienen que ser ligeramente arqueadas o redondeadas.  Se debe evitar depilar las cejas en un ángulo demasiado pronunciado para no alterar su expresión y verse menos favorecidas.

 Depilación de cejas para rostro redondo

Este tipo de rostro siempre tratamos de alargarlo un poco y hacer que luzca más estilizado con unas cejas arqueadas y un ángulo un poco elevado. Lo ideal es que el punto más alto de la ceja sea una v invertida.

 Depilación de cejas para rostro alargado

 Este tipo de rostro al contrario del redondo, le favorecen unas cejas planas  o rectas. Si usas unas cejas arqueadas, se verá el rostro mucho más alargado.

Depilación para cejas para  rostro cuadrado

Este tipo de rostro se caracteriza por una mandíbula angular muy pronunciada  y las cejas deben suavizar las facciones del rostro. Les favorece una forma con un ángulo muy marcado.

Depilación de cejas para rostro en forma de corazón

 Este tipo de rostro tiene la barbilla puntiaguda y la parte de  los pómulos  bastante ancha. Les favorece unas cejas redondeadas para suavizar sus rasgos faciales.

Depilación de cejas para hombres.

En los hombres se llevan unas cejas gruesas, pobladas y bien definidas. La intención es depilarle los vellos sobrantes para que luzcan más limpias. No se les deben sacar muy finas porque altera la expresión de la cara.

Siempre respeta la forma natural de tu ceja y no trates de alterarla. Nunca te quites los pelos sin definir su forma, la idea es limpiar y no cambiar su aspecto natural. Si lo haces y te equivocas, deberás  esperar a que crezcan de nuevo.

Además, un exceso de vellos en el entrecejo da un aspecto muy descuidado y desaliñado, esta es la parte que hay que tener mayor cuidado a la hora de depilación masculina. Nunca cortes los vellos en el arco de la ceja, si lo haces tendrás un aspecto un poco femenino.

Por eso, para que la depilada duela menos, te recomendamos ducharte con agua tibia, así facilitaras el proceso de depilado, pues los poros estarán más abiertos. Siempre desinfecta las pinzas con un poco de alcohol. Estas, a diferencia de la cera, no le quitan la capa protectora natural  a tu piel y no afectará su firmeza ni su tersura. Siempre debes empezar por el entrecejo porque es la zona más poblada y la que altera las facciones si es modificada. Luego de la depilada, lava muy bien la cara con agua y jabón y no olvides utilizar una buena crema hidratante.