¿Cómo depilarse las piernas?

No hay nada más estético, a nivel femenino, que mantener las piernas muy bien afeitadas y sin nada de vellos, para lucir las faldas y shorts. Sin el vello de las piernas nos vemos más aseadas y nuestras piernas se ven más estilizadas. En este artículo, vamos a darte una pequeña guía sobre todo lo que debes al depilarse las piernas, el método más adecuado para nuestra piel y sobre los cuidados que debes tener.

¿Cuál es el mejor método?

Actualmente en el mercado existen variedades de depilaciones. Te hablaremos sobre varias de ellas, para que escojas la que más te convenga.

Depilación con cuchilla:

Es la forma más rápida y sencilla de depilación. Simplemente cortas el vello a nivel de la piel, lo cual hace que comience a salir a las 24 horas de la depilada. Para que puedas facilitar el proceso, hazlo con las piernas húmedas, nunca en seco y trata que sea en la dirección contraria al crecimiento del vello.

Depilación con crema depilatoria:

Esta destruye la queratina del vello sin tocar a raíz. El vello crecerá rápidamente y dura sólo alrededor de cinco días. La ventaja es que, por lo fácil de su aplicación, lo puedes hacer desde casa. No duele, lo único es qué tienes que tener precaución con las alergias y hacer una prueba de tolerancia primero.

Depilación con cera fría o caliente:

Esta arranca el vello de raíz, por lo cual se tarda en crecer entre cuatro o cinco semanas. Resulta ser muy dolorosa y por ello es recomendable ponerse en manos de un experto, La mejor es la caliente, porque dilata los poros y quita mejor el vello.

Depilación con máquina eléctrica:

Estas arrancan el vello de raíz desde los 0,5 mm. El problema es que son sumamente dolorosas. Su efecto dura alrededor de dos o tres semanas y son pocos recomendables para personas con piel delicada.

Depilación con láser:

Este es el único método que quita los vellos para siempre. Actúa directamente en el folículo, donde crece el vello y lo mata de raíz. El tiempo necesario para lograr esto lo determinará tu tipo de piel y vello. Siempre se debe acudir a varias sesiones, porque se trabaja por centímetros. Es la depilación más costosa.

¿Cuáles son los errores más comunes?

Depilación con cuchilla:

  • Lo peor es pasarla en seco, ya que puedes cortarte. Para evitar esto, debes buscar cremas o geles con aloe vera. Este componente es antiséptico y antinflamatorio. Nunca utilices productos con base de laca o alcohol, ya que podrían irritarte la piel.
  • No lo hagas demasiado rápido. A pesar de usar 3 o 4 hojas, esto irritara más la piel, apareciendo irritaciones o erosiones que podrían terminar en infecciones secundarias. Lo más recomendable es usar máquinas de cuatro hojas, ejerciendo una muy leve presión del cabezal contra la dermis.
  • Busca máquinas de muy buena calidad. Si es posible que tenga incorporado una barra lubricante en el cabezal. Recuerda que hay que lavarlas y asearlas muy bien después de cada uso.
  • Nunca prestes las cuchillas a alguien más. Estas pueden contagiarse de agentes infecciosos.

Máquinas eléctricas:

  • Es recomendable hacerla después de una buena exfoliación. Así prepararás la piel para la depilada, eliminándole todas las células muertas.
  • Recuerda hidratar la piel. Esta es uno de los métodos que más resecan la piel, por lo tanto hay que darle una dosis extra de hidratación.
  • No lo hagas en seco, ya que estas máquinas están diseñada para depilar en húmedo. Te destruirá la piel si lo haces en seco.
  • No lo has antes de los quince días. Esto porque el vello no ha crecido lo suficiente y podría enquistarse y hacer salir granos,

Cera:

  • Uno de los errores más comunes es hacerlo demasiado caliente o por el contrario demasiado fría. Si es la caliente, puede traer consecuencias a quienes tengan problemas circulatorios. Si hablamos de la fría, esta no va a hacer su mejor trabajo y habrá que repetir el proceso varias veces.

Láser:

  • No es recomendable hacer las sesiones en intervalos menores de tres meses. Esto para que haya una mayor cantidad de vello y así poder trabajar mejor.
  • Evita depilarte con otro método entre las sesiones. Si no hay suficientes vellos, la eficacia de la sesión baja mucho y hay que disparar láser en toda la zona, haciendo más largo y costoso el tratamiento.

Depilarse las piernas es un hábito muy común en muchas mujeres, pero esperamos que con estos consejos logres obtener mejores resultados y hacer del proceso algo mucho más fácil y rápido.